​Pervertidos violan a mujer ebria dentro de una mototaxi en Puno


A las 3: 30 de la mañana una mujer salió de una discoteca luego de beber abundante licor. A lo que tres hombres se aprovecharon de su estado para acudir a otras discotecas y al final a una mototaxi donde la violaron.

Tal como contó a la Policía, ya en la calle fue abordada por tres varones quienes, entre jaloneos y conversación, consiguieron llevarla a la discoteca Tokoros y de ahí a Pentágono. En dichos lugares consiguieron embriagarla completamente (se sospecha que la doparon), y la embarcaron en una mototaxi.

Una hora después, un grupo de serenos alcanzó a ver dicha moto y les pareció sospechoso que no tuviera placa, por lo cual siguieron a prudente distancia el vehículo menor.

El mototaxi se dirigió hacia los edificios conocidos como “Las Torres”, y es cerca al grifo cuando, la unidad frena y de su interior baja un hombre que toma el control del volante, mientras el que llegó conduciendo pasó a la cabina de pasajeros.

Luego de esta pausa, el vehículo sigue su camino hasta llegar a la urbanización Los Andes, una zona con más descampados y lugares a oscuros. Cuando el mototaxi frena, e cuando los serenos deciden intervenir.

Cuando detectaron la presencia de los serenos, los hombres identificados como Geancarlos Calizaya y Fredy Quispe intentaron huir pero fueron capturados.En tanto un tercero logró fugar.

Lo peor vino al revisar la cabina de pasajeros pues, al interior, yacía desnuda una mujer de 28 años completamente inconsciente por el consumo del alcohol. La conclusión fue inevitable: los sujetos habían abusado de ella mientras la mototaxi circulaba por las calles de Puno y el alto en Las Torres no fue otra cosa que su cambio de turno para abusar de su víctima. Ambos fueron llevados por la Policía y puestos a disposición de la Fiscalía, esto mientras los familiares esperan justicia.

<<<correo Puno<<<<<<

Previous Francia: Los 'candados del amor' fueron subastados en beneficio de los refugiados
Next Puno: caen dos camiones cargados de contrabando en Zepita