Alfonso Ugarte: crónica de una ilusión que no muere


Todos los problemas que afrontó la semana previa: la renuncia de su presidente, la inscripción de su plantel a último momento y la crisis económica, hacían prever que este partido sería la “cereza del pastel” de un equipo totalmente destruido; pero no fue así. En Lampa, una valiente oncena demostró que el Alfonso Ugarte no se rendirá fácilmente y que luchará hasta el final.

Una imagen de Jesús, en un cuadro cristalino, acompañó a los jugadores durante todo su recorrido, desde Puno hasta Lampa, cual si fuera el salvador de la última hora. Todos, en el viaje, se mostraban firmes y seguros, a excepción del técnico Eduardo Coacalla, quien veía todo el asunto con optimismo.

Y estaba bien. Era el partido debut del club más querido de Puno, en la etapa departamental de la Copa Perú, tras su renuncia -el año pasado- a la Segunda Profesional, debido a los altos costos que exigía la competencia (un problema que, hay que decirlo, persiste hasta hoy).

Era precisa esa actitud, la misma que todos tenían antes del viaje, a la hora del almuerzo, cuando el presidente del Comité de Apoyo del club, Javier Goyzueta, les pidió unidad y esfuerzo, en pos de un triunfo que les atenuara todos los problemas vividos.

Fue, en total, una hora y media de viaje, desde las 11:55 de la mañana. Ya en el estadio Fernando Romero Carreón de Lampa (que tiene un cerco de adobe y gradas de piedra), algunos jugadores cerraron los ojos antes de entrar en el gramado de juego. La tensión era evidente.

En tanto, los hinchas locales ingresaban en grupos, atiborrando los graderíos de oriente y occidente, en medio de un calor y viento inusitados, que poco a poco se adueñaban del lugar. Los ugartinos fueron los primeros en entrar a la cancha. Había determinación en todos ellos.

Edson Guerrero, Álex Condori, Hurguen Rodríguez, Marlon García, Julián Achata, todos, en general, todos tenían un solo objetivo: ganar. Entonces ingresaron al campo los locales, vitoreados por su fanaticada y obligados a sumar sus primeros puntos, luego de su derrota ante el ADEVIL de Juliaca, en la primera jornada.

En ese instante, René Yanqui, Yuriam Apaza, Edgar Díaz y Ladislao Ticona, los jueces del encuentro, tomaron sus posiciones oficiales y dispusieron todo para el decisivo lance.
Los puneños defendieron de sur a norte, en el primer tiempo. El equipo lampeño, liderado por su capitán, Joel Ccari, arremetió con todo, luego del pitazo inicial; el estratega del Leal Villa, Juan Corrales, sin duda alguna había preparado a su equipo para este partido.

No obstante, todo cambió a los 12 minutos de juego. Entre Edson Guerrero y Marlon García, desestabilizaron a los lampeños. Tras un tiro libre, el primero le metió un fierrazo al golero local, Edwin Cahuana, quien casi vio caer su valla. Minutos después, de un contragolpe, Ccari casi sorprende a los puneños, con un sorpresivo golpe de cabeza.

Los de la franja cruzada llegaban al área, dominaban y disfrutaban de las ocasiones más claras de gol, en la primera parte; no obstante, las definiciones no fueron las adecuadas para abrir el marcador.

La segunda parte fue más pareja, debido a que los lampeños salieron más ofensivos y porque sus más de 300 hinchas les exigían que los tres puntos se quedaran en casa. Así las cosas, todo empezó a tornarse difícil para los puneños.

Los del Ugarte, entonces, comenzaron a perder en las confrontaciones individuales. Y llegó el gol. Fue como un baldazo de agua fría.

Un balón que llegó por arriba al área chica, tras algunos cabezazos y rebotes entre las piernas de los jugadores, se introdujo en el arco defendido por Giancarlo Félix, a duras penas, en el minuto 69 de juego. Fue, finalmente, Edwin Alanoca quien puso el único tanto del partido, a favor del Leal Villa.

Los del Alfonso Ugarte trataron, el resto del partido, de poner la paridad a toda costa, aunque con pobres resultados. Marlon García, Edson Guerrero y Alex Condori, lo dieron todo de media cancha para adelante, lo mismo que la línea defensiva, que sacaba todos los balones de su área.

Pero no fue suficiente. Terminó el partido. Así, el vigente campeón de Lampa, el Leal Villa, sumó sus tres primeros puntos en el certamen, en la serie “G”. Ganó, es verdad, pero sufrió sobremanera con este equipo, que demostró que no defiende una camiseta, sino toda una historia.

La figura del cotejo, Edson Guerrero, al final, dijo lo que todo Puno sintió con este partido: “No nos rendimos, ¡Vamos!”, acaso consciente de que todo esto recién comienza y de que esos doce hinchas (que fueron los únicos del Ugarte) serán muchos más al finalizar esta etapa. ¡Vamos, pues!

SÍNTESIS:
Alfonso Ugarte: Giancarlo Félix Yuri; Marlon García, Julián Achata, Edson Guerrero, Henry Pacco, Huergen Rodríguez, Kevin Gomez, Alex Condori, Alan Cruz, Axel Mamani, Hernán Sucapuca.
DT: Eduardo Coacalla

Leal Villa: Edwin Cahuana; Sergio Calancho, Luis Alanoca, Migwar Quispe, Clever Vilca, Olger Cruz, Percy Alanoca, Anibal Cruz, Joel Cari, Roy Tica, Edwin Alanoca
DT: Juan Corrales

fuente : los andes

Previous COPA PERU - Puno: Resultados Y tabla de posicones de la segunda fecha de la Copa Perú
Next Marino Morikawa iniciará en 6 meses la descontaminación del lago Titicaca