Amor cruel e indolente


Siniestra ejecución. Un desequilibrado sujeto estranguló y luego quemó el cadáver de quien fuera su exenamorada, pese a que juraba amarla.

El asesino a sangre fría volvió a la escena del crimen, acaso creyendo que nadie le imputaría el homicidio que cometió. Mientras se confundía entre la muchedumbre espectadora, fue reconocido por una amiga de la víctima. Fue entonces que la policía lo detuvo, llevándolo a la comisaría, donde confesó su culpa.

Según dijo, el deleznable sujeto roció combustible en la habitación donde ambos estaban, a fin de desaparecer el cuerpo y aparentar que la muerte fue un accidente.

Por su parte, los vecinos y familiares de la occisa afirmaron que el agresor constantemente tenía arrebatos de furia. El último domingo la golpeé e hinchó la cara.

INCENDIO
Las llamas de fuego que salían por la ventana trasera del segundo piso de la vivienda, ubicada en la Mz A, Upis Francisco Paulet Mostajo, El Porvenir – Miraflores, la medianoche del último martes, causaron pánico entre los vecinos.

“¡Katherine!”, gritaban desesperados los moradores, pero los llamados eran en vano, pues la casa parecía estar deshabitada. La joven vivía sola en el segundo piso desde hace tres años; la casa es de sus padres, que viven en Juliaca, Puno.

A la hora y media de iniciado el siniestro, exactamente a las 01:30 horas, llegaron los bomberos. Los vidrios ya habían reventado y en el interior todo estaba quemado.

En el primer piso de la casa vive su inquilina, pero esta manifestó no haber visto nada.

HALLAZGO
La puerta principal de la casa estaba abierta. Al subir al segundo piso, la aldaba de la entrada estaba cerrada por fuera, lo que generó suspicacia de por qué se generó el fuego.

Al ingresar, encontraron calcinada a Katherine Monroy Huanca (18), estudiante de segundo año de ingeniería Ambiental en la universidad Alas Peruanas.

CULPABLE
Los vecinos relataron que la tarde – noche del martes, Katherine conversaba en la puerta de su casa con Renzo Condori Sucari (20), quien era su exenamorado.

El joven no aceptaba la ruptura y constantemente iba a buscarla e inclusive le habría enviado un mensaje y audios, en uno de los cuales le decía: “Si no eres mía, no serás de nadie”.

Días atrás, la joven había extraviado las llaves de su casa y en múltiples ocasiones, cuando retornaba de estudiar, encontraba en su cuarto a Renzo. Pese a las agresiones, nunca lo denunció. Así comenzó su fin.

 

 

<<< los andes <<<

Previous ADUVIRI SE REÚNE CON CONSEJEROS Y ALCALDES ELECTOS PARA TOMAR ACUERDOS
Next Bus interprovincial se incendia por completo en medio de la carretera Arequipa - Cusco