Autoridades de Puno analizan construcción de 10 plantas de tratamiento de aguas servidas


Los congresistas de la bancada de la región Puno, los alcaldes provinciales de este departamento y representantes del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) y de la constructora Graña y Montero, se comprometieron formalmente a concluir este mes con los estudios técnicos y los trámites burocráticos, a fin de iniciar en los próximos meses la construcción de diez plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) con miras a dotar de agua potable a la zona y descontaminar las aguas del lago Titicaca.

En una reunión que se prolongó por cuatro horas, y que se desarrolló en la ‘Sala Bolognesi’ del Palacio Legislativo el viernes 4, se destacó la importancia de esas obras, ya que beneficiaría a más de un millón de habitantes puneños y ha motivado varias movilizaciones de protesta por el tiempo transcurrido en hacerlas realidad.

En la cita, encabezada por el coordinador del grupo parlamentario de Puno, Francisco Ccama Layme (FP), se informó que las obras tienen “financiamiento asegurado” con un presupuesto aprobado por más de 420 millones de dólares, destinados a los trabajos de construcción y mantenimiento.

Según se informó, la firma Graña y Montero encargada de los estudios, ha entregado ya dos módulos a ProInversión en agosto último, pero a la fecha este organismo no se ha pronunciado. Lo mismo ocurre con el pedido hecho al gobierno regional y a seis alcaldes provinciales para que determinen la zona donde se ubicarían las PTAR.

De igual forma, falta que el Ministerio de Cultura se pronuncie respecto a si las PTAR afectarían algunos restos arqueológicos de los lugares donde se ejecutarían las obras.

Los congresistas por Puno se comprometieron a hacer las gestiones necesarias para que todos esos trámites burocráticos tengan una pronta solución y se haga realidad la demanda de los pobladores del altiplano, ya que en algunas provincias (Chucuito, entre ellas) solo tiene servicio de agua potable durante 15 minutos cada día.

Los alcaldes provinciales, encabezados por el de Puno, Iván Flores Quispe, expresaron su protesta por la demora en la iniciación de las obras, lo que podría generar nuevos conflictos sociales que ellos como autoridades están tratando de evitar.

La autoridad edil dijo que la construcción de las plantas de tratamiento fue un compromiso asumido por el actual gobierno, que está próximo a concluir.

Si no se inician las obras en el primer trimestre del próximo año, prosiguió, los puneños se sentirán defraudados “y no sabemos cómo reaccionarán. Nosotros cumplimos con advertirles. No nos digan después que somos intransigentes o ignorantes. Perdonen nuestra sinceridad, pero no aceptaremos más burlas y los alcaldes estaremos al frente en defensa de nuestros pueblos”, añadió.

El alcalde de Chucuito añadió que ellos no saben cuándo se van a iniciar los trabajos, cuándo concluirán ni qué tecnología se va a emplear. “Vendrá un nuevo gobierno, todo cambiará y tendremos que empezar de nuevo. Esto no lo va a soportar nuestra población”, advirtió.

En igual sentido se pronunciaron las otras autoridades ediles presentes. En la cita participaron también los representantes por Puno Rubén Condori Cusi, Emiliano Apaza Condori (NGP), Mariano Portugal Catacora (UR) y Claudia Coari Mamani (DyD).

También participaron los alcaldes provinciales de Puno, San Román, Azángaro, Huancané, Moho y Yunguyo; el director general de Programas del MVCS, José Salardi Rodríguez; el representante del Fondo de Promoción de la Inversión Pública Regional y Local (FONIPREL), Eduardo Ly Mallma, y el jefe de proyectos de Graña y Montero, Dhiter Loayza, entre otros.

 

 

 

 

fuente . los andes

Previous ¡Otra víctima! A 26 suman las muertes maternas en la región
Next Ilave : CON PROGRAMA ESPECIAL RECORDARON EL IV ANIVERSARIO DEL CENTRO DE SALUD METROPOLITANO