EEUU: Revelan últimos mensajes de mujer perdida en 2013 en los montes Apalaches por ir al baño


In this July 22, 2013 photo provided by Dorothy Boynton Rust, hiker Geraldine Largay, of Brentwood, Tenn., poses at the Poplar Ridge Shelter on the Appalachian Trail in Maine. A report released Wednesday, May 25, 2016, by the Maine Warden Service said Largay, known as Inchworm, got lost after leaving the trail that day. Documents show she survived at least 26 days after getting lost. She kept a journal of her ordeal and ultimately resigned herself to the idea she was going to die, and it could be years before her remains were located. They were found in October 2015. (Dorothy Boynton Rust via AP)

El 22 de julio de 2013, la excursionista Geraldine Largay, de 66 años, se extravió en los montes Apalaches, en el estado de Maine, Estados Unidos. Se desvió del camino unos metros para ir al baño y nunca más volvió a encontrar el sendero.

Largay permaneció 26 días perdida en las profundidades del bosque ysu cuerpo fue hallado dos años después, en 2015. El portal de la BBC dio a conocer los reportes que la semana pasada hicieron públicos las autoridades de Maine con detalles de su caso.

 

“El archivo incluye los mensajes de texto que la enfermera jubilada intentó enviar sin éxito a su marido y algunas de las anotaciones que dejó en su diario personal”, consignó el citado medio.

Uno de los mensajes decía: “Cuando encuentren mi cuerpo, por favor avisen a mi esposo George y a mi hija Kerry. Será una gentileza de su parte informarles a ellos que estoy muerta y dónde me encontraron, no importa cuántos años pasen”.

Geraldine Largay apenas contaba con algunas provisiones: un botiquín básico, una carpa de campaña, un rosario, talco, hilo dental y un cepillo de dientes. Su marido denunció su desaparición 2 días después. La Policía inició su búsqueda de inmediato.

“Estoy perdida desde ayer. Me desvié tres o cuatro millas del sendero. Llamen a la policía por favor”, es otro de los mensajes de texto que intentó enviar el 23 de julio de ese año.

100 rescatistas con perros detectores de olor se desplegaron desde el 24 de julio. También aviones y helicópteros realizaron sobrevuelos, pero no encontraron rastro de Largay.

La excursionista intentó dar señales de su paradero encendiendo fogatas y extendiendo su frazada para que alguien la viera desde el aire. Los reportes revelados señalan que en varias oportunidades losrescatistas estuvieron a menos de 90 metros de encontrarla (el largo de una cancha de fútbol).

12 días después del extravío, los equipos de rescatistas redujeron la cantidad de operativos y el esposo de Largay abandonó Maine y retornó a casa con su hija, sin saber que su esposa aún permanecía con vida, aunque su condición empeoraban cada vez más.

 

Con su celular ya sin batería, Geraldine Largay dejó sus últimos mensajes en su cuaderno. “Por favor ten el corazón de enviar el contenido de esta bolsa a mi esposo”, escribiría ya sin esperanzas el 11 de agosto.

La última nota la escribió el 18, el día en el que murió por inanición y exposición a la naturaleza. Murió dentro de su carpa cuando ya nadie la buscaba. Así terminó su particular vía crucis de 26 días.

Y esta fue su última foto con vida, tomada el 20 de julio de 2013, dos días antes de que comenzara la tragedia.

 

 

Perú 21

Previous Copa América Centenario: Selección peruana arribó a Seattle
Next Alarmante: 26 mil 561 enfermos a causa del frío en Puno