En el sur del país, electores aún no saben por quién votar


A una semana del día de las elecciones extraordinarias congresales, en las regiones de la sierra sur -según la reciente encuesta de CPI- el 26% piensa votar en blanco o viciar su voto, mientras que el 48.8% aún no ha definido a qué partido apoyará. En la costa sur, la cifra sube a 55.2%.

En ArequipaCuscoPunoMoqueguaTacna Apurímac hay casi 500 candidatos. No hay claridad sobre qué partidos o qué candidatos serán los elegidos. La campaña se caracterizó por el individualismo: cada candidato hace su propia campaña. No hay una campaña partidaria con una propuesta programática, salvo en algunos casos.

Propuestas nada serias

Hay otras causas, según varios analistas consultados por este diario. El docente universitario Alberto García Campana consideró que, si bien las disposiciones legales establecen una valla para que los candidatos sean elegidos o los partidos políticos tengan representantes, hay otra valla aún más difícil de superar, y ella es la desconfianza de los votantes. “Los electores no dan crédito a los postulantes y estos, a su vez, se empeñan en afianzar esa percepción a partir de sus ofrecimientos trasnochados que rayan en el absurdo”, dice.

Un denominador común de las propuestas en las regiones del sur han sido los planteamientos sin fundamento.

En Arequipa, por ejemplo, hay candidatos que esbozan iniciativas como el aumento de sueldos para trabajadores de salud, nombramiento al 100% del personal, devolución del total de aportaciones a las AFP y crear más universidades.

En Puno, hay propuestas como eliminar el cobro de cupos dentro de los partidos políticos, recuperación y remediación de áreas naturales afectadas por actividades industriales, modificación de la Ley de Contrataciones del Estado, entre otras.

En Cusco piensan aprobar una legal para implementar el canon turístico, eliminar las devoluciones fiscales o tributarias –como el Impuesto General a las Ventas (IGV)- por exportación a mineras, revisar el contrato de explotación del gas de Camisea, mejorar la legislación vigente sobre la “muerte civil”, etc.

El sociólogo José Luis Vargas coincide en que si hay indecisión en el electorado es porque “hay candidatos absolutamente impresentables, y eso abona a esa indiferencia, como está ocurriendo”.

A su vez, el analista Gonzalo Banda refiere que otro motivo de la incertidumbre es que la población está desencantada con los partidos políticos y también porque no sabe realmente por quién podría votar. “A solo una semana, realizaron inclusiones y exclusiones en el proceso electoral. Al no tener claridad el ciudadano no puede formar su voto”, explica.

En consecuencia, entre quienes ofrecen medidas irrealizables y quienes prometen acabar con los corruptos están liquidando la poca seriedad que le queda al proceso electoral.

“Si antes había opciones entre las cuales elegir, ahora es muy difícil, casi imposible, identificar a algún candidato que sea capaz, pero también honrado”, refiere García.

la república

Previous Preparan ordenanza para que otras regiones no usen aguas de cuencas de Puno
Next BARRIO SAN SEBASTIAN CELEBRA SU ANIVERSARIO 45 EN ILAVE