Encuentran un motor escondido en bicicleta de competidora del Mundial de ciclocross


Belgian Femke Van Den Driessche races during the women's U23 race at the world championships cyclocross cycling, in Heusden-Zolder, on January 30, 2016. A concealed motor was found on a bike being used by Belgian cyclist Femke Van den Driessche at the world cyclo-cross championships, the head of the International Cycling Union (UCI) said on January 31. "It's absolutely clear that there was technological fraud. There was a concealed motor. I dont think there are any secrets about that," Brian Cookson told a news conference. - Belgium OUT / AFP / Belga

El fantasma de los motores escondidos en las bicicletas se convirtió en realidad este domingo: El primer caso de fraude tecnológico en el ciclismo se descubrió en el Mundial de ciclo-cross, después de años de especulaciones jamás contrastadas.

“Pensamos claramente que hubo fraude tecnológico, había un motor escondido”, declaró este domingo el presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI) Brian Cookson en rueda de prensa.

Un día antes la UCI había iniciado una investigación de la bicicleta de la belga Femke Van den Driessche, participante en la prueba junior del Mundial de ciclo-cross. Favorita para el triunfo, se había visto obligada a retirarse mediada la carrera por problemas mecánicos.

Según las primeras informaciones el dispositivo eléctrico estaría ubicado en la caja del pedalier, en la parte baja del cuadro de la bicicleta.

“Lo que hemos descubierto es un señal clara. A menudo hemos bromeado hablando de este dopaje mecánico, pero ahora sabemos que los corredores utilizan estos métodos y donde los utilizan”, añadió Cookson, que no ofreció detalles sobre el motor descubierto.

Por dopaje mecánico se entiende una ayuda ilícita en el rendimiento a través de un pequeño motor eléctrico escondido en la bicicleta.

DECLARACIONES
“¡Esa no era mi bicicleta! Era la de un amigo, idéntica a la mía, pero terminó en mis manos después de una intervención de un mecánico”, explicó Van den Driessche, entre lágrimas, en una entrevista con la televisión Sporza (puedes ver el video aquí).

“Es la bicicelta de un amigo, que me la había comprado el año pasado. Es exactamente la misma que mi bicicleta actual. Este amigo fue a reconocer el recorrido el sábado antes de dejar la bicicleta en el camión. Un mecánico, pensando que se trataba de la mía, la ha limpiado y me la ha preparado para la carrera”, explicó.

Según el reglamento, la ciclista descubierta el sábado se arriesga a la descalificación, a una suspensión mínima de 6 meses y a una multa que podría ascender a 208,000 dólares.

El mánager del equipo Etixx, Patrick Lefevere, reclamó “la suspensión de por vida” para la ciclista belga.

 

 

fuente : peru 21

Previous EEUU: Policía que mató a un joven afroamericano exige una indemnización por traumas sufridos
Next Nigeria: Atentado de Boko Haram provocó al menos 50 muertos