GRP y 13 municipios provinciales devolvieron más de 359 millones de soles


Solo en diciembre gastaron casi un 30% de su presupuesto, lo que hace suponer que sí hay capacidad de gasto, pero mucha improvisación de última hora.

Pese a que el Gobierno Regional Puno y las 13 municipalidades provinciales lograron comprometer sus presupuestos hasta más del 90% hasta el 31 de diciembre de 2015, al final, no pudieron invertirlo y en suma devolvieron 359 millones 796 mil 157 soles al tesoro público.

Según las últimas normativas que dispuso el Ministerio de Economía y Finanzas, en el 2015, los gobiernos regionales y locales (municipios) tienen como plazo para gastar sus presupuestos hasta el 30 de noviembre de cada año y de acuerdo a las circunstancias, comprometer parte de ella hasta el 31 de diciembre.

En el 2015, el Gobierno Regional Puno y las 13 municipalidades provinciales, al 30 de noviembre apenas sobrepasaron el 50% y se estimaba que ninguno superaría el 80%. Hasta el 31 de diciembre, solo 4 municipalidades provinciales lograron superar esa meta.

Estas municipales fueron Azángaro (se ubicó en el primer lugar), Melgar, Moho y Puno, sin embargo, el monto devuelto al Estado (entre los 4) asciende a más de 50 millones de soles, dinero con el cual se pudo realizar la ejecución de obras significativas.

En tanto, la Municipalidad Provincial de San Román fue la gran decepción y se ubicó en el último lugar con apenas un gasto del 40.1% de su presupuesto, llegando a devolver 118 millones 821 mil 246 soles, lo que lo convierte en el municipio menos eficaz y con carencia de capacidad de gasto.

Finalmente, el Gobierno Regional Puno, como por arte de magia, a último momento logró gastar un 80.3% de su presupuesto, sin embargo, pese a esta fantasía de inversión, devolvió 44 millones 742 mil 528 soles, monto suficiente que hubiera alcanzado para construir una carretera de gran impacto regional.

 

 

fuente : los andes

Previous San Román y Puno inician el año con más presupuesto
Next Luque, Flores, Marín y Portugal tienen la aprobación más alta