Iván Flores a 5 días de seguir los pasos de Ollanta Humala


¿Será el fin político de Iván Flores Quispe o simplemente un ‘saludo a la bandera’? Lo único cierto, de momento, es que el actual alcalde de la Municipalidad Provincial de Puno está a un paso de seguir el mismo camino que el expresidente de la República, Ollanta Humala Tasso, y su esposa Nadine Heredia Alarcón, puesto que en cinco días la población puneña sabrá si el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria decide enviarlo o no al Establecimiento Penal de Puno, para que afronte lo que resta de la investigación hasta la emisión de la sentencia.

Conforme el requerimiento de prisión preventiva, formulado por la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Puno (a cargo del magistrado Youl Riveros Salazar), el alcalde de Puno, Iván Flores Quispe y el exgerente municipal Edgar Centeno Chavarría están siendo investigados en condición de coautores, mientras que Ynes Antonia Béjar Almonte, en calidad de cómplice primario, por la presunta comisión del delito de colusión desleal agravada, en agravio del Estado Peruano.

DENUNCIA
La odisea empezó para Iván Flores cuando, el 16 de mayo del 2016, el presidente de la Comisión de Especial de la Festividad Virgen de la Candelaria 2015, Oscar Marcelino Peña Díaz, interpuso la denuncia ante la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, en contra del alcalde Iván Flores Quispe, por la presunta comisión de delito de peculado culposo, y contra Ynes Antonia Bejar Barriga, por el presunto de delito de peculado doloso, por la mala utilización de dineros donados.

Es así que la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, dispone en fecha 14 de junio del 2016, promover diligencias preliminares, por el plazo de 70 días, en contra de Ynes Antonia Bejar Barriga, Iván Flores Quispe y los que resulten responsables por los delitos de peculado doloso y culposo, y alternativamente el delito de malversación, en agravio del Estado.

Ante la apertura de la investigación preliminar, Flores Quispe se apersonó ante la citada fiscalía en fecha 12 de julio del 2016, algo que también hizo la investigada Ynes Antonia Bejar Barriga, pero al día siguiente. El primero de ellos cumplió con declarar el 14 de setiembre del 2016; mientras que la investigada Ynes Antonia Bejar Barriga, hizo lo propio recién en fecha 9 de febrero del 2017.

Posteriormente, el 18 de octubre del 2016, el Ministerio Público, a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, declaró complejas las diligencias preliminares en la investigación seguida en contra de Ynes Antonia Bejar Barriga, Iván Flores Quispe y los que resulten responsables, y también prorrogó las diligencias preliminares por el plazo de ocho meses más.

VARIACIÓN DEL DELITO
La Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, a cargo del magistrado Jorge Alberto Astorga Castillo, mediante la disposición 007-2017, de fecha 15 de marzo del 2017, dispuso formalizar y continuar la investigación preparatoria por el plazo de 60 días en contra de Iván Flores Quispe y Edgar Centeno Chavarría, como presuntos coautores de la comisión del delito de colusión desleal agravada.

También dispuso lo mismo contra Ynes Antonia Bejar Barriga, Marco Antonio Loayza Sánchez y Carlos Javier Rondón Vilca, como presuntos cómplices primarios, por la misma mencionada comisión de delito en agravio del Estado Peruano, para lo cual ordena recabar la declaración de varias personas.

Asimismo, dispuso que requerirá la medida de coerción de prisión preventiva en contra de los investigados Iván Flores Quispe, Edgar Centeno Chavarría, Ynes Antonia Bejar Barriga; sin embargo, en ese plazo no formuló la solicitud de prisión preventiva, razón por la que tuvo que ampliarse 60 días más el tiempo de la formalización de la investigación preparatoria. Fue el último día de esa prórroga que se solicitó dicha medida, ante el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Puno, instancia que finalmente será la encargada de resolver la situación jurídica del alcalde puneño.

FIRMA DE CONVENIO
Según la resolución N. de fecha 15 de agosto del 2017, los hechos empezaron de la siguiente manera: El 27 de enero del 2015, Iván Flores Quispe, Edgar Centeno Chavarría e Ynes Antonia Béjar Barriga, antes de la suscripción del convenio de cooperación con la Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Yohnston S.A.A., y la Municipalidad Provincial de Puno, celebrado en la ciudad de Arequipa, concertaron con los funcionarios de la cervecería Carlos Javier Rondón Vilca y de la empresa KFL GRPUP E.I.R.L., Marco Antonio Loayza Sánchez, para defraudar patrimonialmente a la Municipalidad de Puno.

Así, según la cláusula tercera apartado a) del convenio, la cervecería se comprometió en entregar como auspicio a la Municipalidad Provincial de Puno, la suma en efectivo de 100 mil soles, por concepto de venta de productos y exposición publicitaria; dicha suma debió ser entregada a través de la empresa KFL GROUP E.I.R.L. El 50% se entregó a la firma del contrato y el restante 50%, al día siguiente del evento de la parada y veneración en honor a la Santísima Virgen de la Candelaria.

¿Por qué el actual burgomaestre de Puno podría ir a la cárcel? Tres son las razones fundamentales. La primera de ellas es haber pagado al hotel José Antonio el monto de 4 mil 128 soles, para celebrar la juramentación del electo alcalde de Puno, con dineros donados por la empresa Cervecera Backus.

La segunda razón es haber sobrevalorado la confección de 320 unidades de enfiladeros, ocasionando una defraudación de 39 mil 929.60 soles; y la tercera es el depósito ilegal de 10 mil 800 soles a la cuenta particular de su asesora de Alcaldía de ese entonces, Ynes Antonia Bejar Barriga. Para estos dos últimos casos también se mal utilizaron los dineros donados por la empresa Cervecera Backus.

CAUSAS LAPIDARIAS
Ahora bien, con relación a la primera razón por la que Iván Flores y sus dos personas de confianza irían a la cárcel, se debe señalar que Ynes Antonia Bejar Barriga coordinó para que la persona de marco Antonio Loayza Sánchez cancele con el dinero del convenio, por el monto de 4 mil 128 soles, al hotel José Antonio, por la atención de 86 personas, por una atención privada realizada el 1 de enero del 2015, con motivo de la celebración de la juramentación del electo alcalde de Puno, Iván Flores Quispe.

En un primer momento intentaron que dicho evento sea cancelado por el Municipio de Puno, como se hubiese organizado por la oficina de Medio Ambiente, a través de la factura N. 010-0035723, lo que luego, a pedido de Ynes Antonio Bejar Barriga, fue anulado, para que el hotel cambie el nombre del cliente de Municipalidad Provincial de Puno por KFL GROUP E.I.R.L., lo cual se concretó mediante la factura N. 010-0035866, defraudando al municipio la suma de 4 mil 128 soles, puesto que debió ser cancelada por el mismo alcalde u otra persona, pero no con el dinero que donó la empresa cervecera para la Festividad Virgen de la Candelaria.

La segunda razón consiste en la contratación de enfiladeros sobrevalorados que ocasionó la defraudación de 39 mil 929.60 soles, donde de nuevo Ynes Antonia Bejar Barriga coordinó acciones, pero esta vez con la persona de Carlos Javier Rondón Vilca, para la confección de 320 enfiladeros, por un monto de 80 mil soles, a razón de 250 soles cada unidad; sin embargo, luego de una pericia, cada enfiladero resultó con un costo de 125.22 soles, existiendo una sobrevaloración, lo cual originó al municipio de Puno una defraudación de 39 mil 929.60 soles.

Finalmente, la tercera razón es que en fecha 11 de marzo del 2015, la investigada Ynes Antonia Bejar Barriga coordinó en forma verbal con Carlos Javier Rondón Vilca para que se deposite en una cuenta particular de ahorros de la Caja Municipal de Arequipa, la suma de 10 mil 800 soles, dinero que restaba de la suscripción del convenio. El dinero se depositó ese mismo día a la cuenta de la Asociación Parque Industrial Totora, cuya representante era precisamente Ynes Antonia Bejar Barriga.

Conocido todo esto, es evidente que la población puneña y especialmente las autoridades encargadas de dictar el fallo en contra de los imputados, se prestan a vivir un hecho que quizás marque un antes y un después en la historia de la región, y dé pie, por qué no, a investigaciones y sanciones semejantes contra otros exalcaldes y exfuncionarios de esta parte del país.

 

 

<<<los andes<<<

Previous ENTRE AGOSTO Y SETIEMBRE DEBE LANZARSE PROCESO DE LICITACIÓN DE CARRETERA CHECA-MAZOCRUZ
Next Ilave : Accidente en la via Ilave - Totorani