Juliaca: Trabajadora muere extrañamente durante intervención policial


Una trabajadora de limpieza de la Municipalidad Provincial de San Román, falleció el último viernes tras participar de una celebración por el Día del Trabajo, pese al estado de emergencia.

Según información de los agentes de la Comisaría de Santa Bárbara en Juliaca, a las 18:20 horas un vecino del barrio 6 de enero llamó a la Policía para reportar que en una casa aledaña se estaba realizando una fiesta.

A los minutos, los policías llegaron hasta el jirón Calle Nueva y al escuchar el excesivo ruido que salía de la casa, decidieron tocar la puerta. Los agentes insistieron varias veces hasta que una mujer salió y al verlos, cerró rápidamente la puerta.

Los agentes insistieron para que les abran. En ese momento, cuentan los policías, escucharon un ruido brusco de una caída y después unos “ronquidos”, como si una persona se estuviera asfixiando. Uno de los agentes decidió trepar el muro de la casa e ingreso al inmueble.

En el interior, los efectivos encontraron a un varón y a la misma mujer que minutos antes les había abierto la puerta, tirada en el piso. Le brindaron primeros auxilios y lograron que por un momento la mujer reaccione después de ponerle alcohol en la nariz.

Los otros agentes rebuscaron el inmueble y encontraron a un varón y a una mujer, escondidos en otro ambiente. Ellos señalaron que se encontraban realizando una breve celebración por el Día del Trabajo (1 de mayo), en plena cuarentena por el COVID-19.

Los agentes trasladaron de inmediato a la mujer a la clínica Americana, donde a los pocos minutos de ingresar, el doctor de turno certificó su muerte. La mujer fue identificada por sus amigos como Maribel Torres Zela de 30 años.

En tanto, las otras tres personas fueron trasladadas a la comisaría de Juliaca. Ellos fueron identificados como Rubén David Jove Canqui (31), Dino Álvarez Limahuay (27) y Nery Oshin Apaza Yucra (29). Señalaron ser también trabajadores de la Unidad de Residuos sólidos de la Municipalidad Provincial de San Román.

El médico legista Marlene Larico Ticona verificó que el cuerpo de la mujer no presentaba lesiones visibles externas. Tenía secreción mucosa líquida en ambos orificios nasales y oral, cianosis (descoloración azulada de la piel) marcada en labios y en otras partes de su cuerpo como las manos. El verdadero diagnóstico de muerte se determinará en la necropsia de ley. La Policía también investiga el caso. (la republica)

Previous Gobierno aprueba reanudación de actividades económicas en cuatro fases
Next Puno: Walter Aduviri saldría de penal si acredita riesgo de contraer el coronavirus