La “Flor Sureña” sufre caída mortal en cerro de Cuyocuyo


¡Lamentable! Bastó una mala pisada para que la joven artista Violeta Chura, conocida en el mundo musical como “La Flor Sureña”, pierda la vida de la manera más inesperada al caer a un abismo de varios metros. Sus acompañantes nada pudieron hacer ante lo acontecido.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas

La imagen puede contener: 1 persona

HECHOS.
Todo ocurrió durante las primeras de hoy Viernes Santo, en el cerro ubicado en el sector Chinchinia, en el distrito de Cuyocuyo (Sandia), en donde la mujer junto a otras cuatro personas, pretendían realizar la tradicional subida a la montaña por Viernes Santo.

Lo que no imaginaron, es que una mala pisada por parte de la infortunada, haría que termine cayendo por un lado del camino, perdiéndose en el abismo y causando pánico entre sus conocidos que la acompañaban

De inmediato, dieron aviso a la policía del distrito de Sandia y junto a ellos emprendieron una incansable búsqueda con la esperanza de poder encontrarla con vida, pero lamentablemente, la gran distancia a la que cayó, hizo que la mujer muera luego de una corta agonía.

CADÁVER.
Tras el macabro hallazgo, los efectivos dieron aviso al representante del Ministerio Público de la jurisdicción, quien luego de las primeras diligencias, ordenó el levantamiento del cadáver y su internamiento en la morgue de la referida localidad.

Mientras tanto, en las redes sociales, varios de sus seguidores lamentaron esta irreparable pérdida y calificaron a “la Flor Sureña” como una artista luchadora y perseverante. Cabe destacar que Violeta Chura incursionó en el Huayno del centro y sur del país.

“Quizá aún no llegue a donde quiero llegar, pero me siento muy satisfecha de lo que hasta ahora logre, ser la digna representante puneña del folklore huanka”
Violeta Chura
Publicación del 26 de febrero del 2017

<<<los andes<<<

Previous Ilave . Urbanización Carmen cumplirá 20 años
Next Universitario goleó 3-0 a Alianza Lima en el inicio de la era Pedro Troglio