Marino Morikawa iniciará en 6 meses la descontaminación del lago Titicaca


En su visita a la región Puno, el científico peruano Marino Morikawa brindó charlas a alumnos de las instituciones educativas Uros Chulluni y San José. En seis meses empezará con la recuperación de la Bahía de Puno, la zona más crítica de contaminación del lago Titicaca. Para ello ya cuenta con 3 mil voluntarios.

FOTO/C: LOS ANDES
FOTO/C: LOS ANDES

Con la sencillez y el carisma de siempre, Marino Morikawa visitó una vez más la ciudad de Puno y, en lugar de reunirse con las autoridades, prefirió hacerlo con los colegiales de las instituciones educativas Uros y San José, pues cree que ellos son sus mejores aliados para descontaminar la bahía de Puno.

“Mi presencia acá es para formar futuros científicos y el grupo técnico que participará en la recuperación del lago Titicaca, teniendo en cuenta que la gente que vive cerca al lago conoce mejor el problema de la contaminación”, indicó Morikawa.

Pese a su ascendencia japonesa, Marino se siente peruano de corazón, por lo que, como una prueba de ello, mostró a los escolares la escarapela incrustada en su sombrero. “Yo soy peruano y estoy dispuesto a dar todo por mi país, y ustedes también”, dijo durante su charla informativa.

“Este primer conversatorio y los que se vendrán, van ser un ejemplo para los chicos”, comentó en otro momento, en el marco de los preparativos para el inicio de la limpieza de la Bahía de Puno. “No solamente se va a enseñar a sacar la basura, sino a cómo utilizarla y hacer manualidades”, mencionó.

Adelantó, asimismo, que ya tiene toda la parte experimental y científica para lograr resultados positivos en el lago Titicaca, debido a lo cual espera intervenir en seis meses; por el momento viene cumpliendo con las formalidades para obtener la autorización del Gobierno.

El equipo de trabajo que encabeza estará conformado por 4 doctores, además de la capacitación de profesionales de Puno, quienes recibirán una orientación técnica. “Necesitamos el apoyo de las entidades privadas y públicas”, acotó.

Para la concretización del proyecto de descontaminación del lago Titicaca, al momento ya cuenta con 3 mil voluntarios; estos, como recompensa, tendrán la oportunidad de acceder a becas de estudio de post grado en universidades de Japón.

Dijo que no necesariamente se debe esperar la construcción y funcionamiento de las 10 plantas de tratamiento, porque eso tomará su tiempo. “La limpieza para mejorar la calidad de agua debe servir como un plus para la recuperación del lago”, subrayó.

Finalmente, sostuvo que ha sido convocado por la empresa Graña y Montero, para la asesoría técnica en el uso de la tecnología para las 10 plantas de tratamiento, pero prefiere no adelantar nada y espera que la empresa defina la tecnología, para que él recién brinde sus aportes científicos.

fuente : los andes

Previous Alfonso Ugarte: crónica de una ilusión que no muere
Next Ilave : Población de C.P. Tupala recibe atención médica