Ministro Trujillo confirmó la construcción 10 de plantas tratamiento para Puno


En entrevista exclusiva para Diario Correo, el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Edmer Trujillo Mori, confirmó lo que en días pasados adelantaron los alcaldes de diferentes provincias de la región Puno, es decir, la declaratoria de viabilidad del proyecto de construcción de diez plantas de tratamiento de aguas residuales, en igual número de cuencas y subcuencas hídricas que arrojan sus vertimientos al Lago Titicaca.

¿Qué buena nueva debe esperar Puno para el 29 del presente mes? La declaratoria de viabilidad del proyecto de las diez PTAR. Significa que la etapa de preinversión ha quedado concluida y el proyecto está listo para avanzar y es declarado viable, como la modalidad de inversión es una alianza público privada, lo que viene es una etapa de declaratoria de interés y enseguida la de promoción para que los inversionistas analicen la propuesta y expresen su propósito de poner dinero que en este caso asciende a 650 millones de soles.

¿Se puede hablar de plazos? Estamos en proceso de modificar las normas de promoción de inversión público privada, de acuerdo a las atribuciones legislativas que nos ha dado el Congreso de la República. En el sistema actual, la etapa de promoción y búsqueda de inversionistas interesados puede tomar cinco meses, pero con los cambios serán tres meses a lo sumo.

Se dijo que las obras podrían empezar a fines del año 2017 ¿se mantiene ese cálculo? Sí, porque luego de la promoción se lanza la licitación y superadas todas las etapas, considero viable que el proceso constructivo de las diez plantas empezaría a fines del año 2017, y de acuerdo a la propuesta técnica ya formulada por la empresa Graña & Montero, la ejecución podría concluir a fines del año 2018 o parte del año 2019.

¿Cómo será el sistema de financiamiento? El costo de la inversión así como el de la operación, es asumido por el Estado Peruano. Como en este momento no se cuenta con la disponibilidad en el Tesoro Público, se invita a los inversionistas para que sean ellos quienes pongan capital. Durante los 30 primeros años de operación, el Estado retorna al inversionista lo aportado y además este renta con los servicios prestados a los usuarios. Terminado ese plazo, las plantas son entregadas a las empresas prestadoras de servicios para que las mantengan operativas.

¿Se puede exigir el tipo de tecnología que tendrán las plantas? El estudio hecho por iniciativa de la empresa G&M es de por sí un avance y nosotros como Estado no podemos imponer una determinada tecnología, son los proponentes quienes ofertarán de acuerdo a su conocimiento y ajustado a la modernidad.

Yo no puedo pedirle al privado hazme esta tecnología, tengo que decirle que las aguas tratadas deben tener una determinada calidad, ellos sabrán qué tecnología usar para darme agua de esa calidad exigida.

¿Ha sido complicado llegar a esta etapa? Durante más de un año y medio, los alcaldes de las provincias donde se construirán las plantas, se dedicaron a discutir para ponerse de acuerdo y finalmente delegar sus atribuciones al Gobierno Nacional, recordemos que son ellos quienes tienen el manejo de las EPS y EMSA, empresas de saneamiento cuya obligación es tratar las aguas servidas para evitar la contaminación de las cuencas, pero no lo hacen.

¿Esta modalidad se replicará en otras regiones? En todo el país, sin duda. Todos deben saber que a nivel nacional, solo el 62% de las aguas servidas son pasadas por plantas no estandarizadas. Nadie ha certificado que el agua que sale de esas plantas esté apta para ser usada en otros fines como debe ser. Vamos a extender este tipo de inversión con la exigencia de que el agua recuperada pueda usarse en otros fines.

La empresa G&M ¿tendrá alguna ventaja como autora de la propuesta? Esa propuesta que no avanzó es la que finalmente se promoverá, hemos seguido con ellos todo un camino de cambios de normas y procedimientos. Ha sido tedioso, lo hemos hecho, pero eso no significa que solo ellos pueden presentar su propuesta, estarán convocados todos los inversionistas privados.

2017 marcará el inicio de las obras de construcción de las diez plantas.

3 meses estará publicada la oferta de inversión para la obra.

650 millones de soles es el monto que demandará la obra en Puno. (correo)

Previous Entérese cuál es y por qué el recorrido de la Festividad Virgen de la Candelaria 2017
Next Niños de inicial y primaria que cumplan años hasta el 31 de julio podrán ser matriculados