Perú afronta crisis constitucional


El Perú afronta una grave crisis constitucional. Por un lado, Martín Vizcarra disolvió el Parlamento, aceptó la renuncia de su Gabinete y nombró como nuevo titular de la Presidencia del Consejo de Ministros a Vicente Zeballos. Todo sucedió en menos de cinco horas. Se basó en el artículo 134 de la Carta Magna, como lo señaló en su mensaje a la Nación.

En respuesta, el Congreso suspendió temporalmente al mandatario, por lo que Mercedes Aráoz asumió la presidencia, bajo el amparo del artículo 114 de la Constitución.

Larga jornada

Hasta las 8 y 45 de la noche, el Congreso había sido disuelto, pero aun así este decidió proseguir en sus funciones y aprobó la suspensión temporal de Vizcarra por doce meses.

“La suspensión es por un año calendario”, agregó el presidente del Congreso, Pedro Olaechea.

Cerca de las 7 de la noche, el pleno se reunió para debatir una moción de vacancia contra Vizcarra: lo acusaron de incapacidad moral. Se requerían de 87 votos, pero solo había 83 legisladores presentes, pese a que en la mañana había más de un centenar. Fue en ese escenario que la oposición cambió de plan. De esta forma impulsaron el modelo de la suspensión temporal. La decisión del Parlamento no pudo ser entregada anoche a la PCM.

Primeras palabras

Poco después de las 9, Aráoz se pronunció y calificó de inconstitucional e ilegal la disolución, aun después de que el Ejecutivo – recordó – lograra la cuestión confianza.

Admitió que hay un hastío por la situación política, la cual también comparte, agregó. “Pero la solución para una crisis como esta no son medidas populistas”, complementó.

“El presidente Vizcarra ha fallado al no cumplir con tres artículos de la Constitución, ha cometido una grave infracción”, dijo.

“Convoco para iniciar una etapa de convivencia democrática y un acuerdo de gobernabilidad”, refirió la también legisladora, quien pidió a quienes están en las calles protestando dialogar.

Vizcarra muestra sus cartas

Casi cuatro horas antes, Vizcarra anunció la disolución del Congreso. Antes de que Aráoz juramentara en el cargo, apareció la resolución que oficializa la medida y – como reza la Constitución – convocó a elecciones legislativas para completar el periodo parlamentario hasta el 28 de julio del 2021.

La resolución está firmada por Vizcarra y el nuevo presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos. “Disuélvase el Congreso por haber negado la confianza a dos Consejos de Ministros, manteniéndose en funciones la Comisión Permanente”, se lee en el documento.

Asimismo, el Ejecutivo decretó la revocatoria del mandato parlamentario de quienes no integran la Comisión Permanente. “Carece de validez y eficacia todo acto relativo a la función parlamentaria realizado por los congresistas cuyo mandato ha sido revocado”, anota.

Precisamente, el Congreso suspendió por un año a Vizcarra y juramentó a Aráoz.

El dispositivo también ordena la convocatoria a elecciones parlamentarias para el domingo 26 de enero del 2020.

Tiempos y contradicciones

El reloj marcaba las 5:43 de la tarde cuando Vizcarra concluyó su mensaje a la Nación, en el que anunció la disolución del Congreso. Minutos antes, sin embargo, el pleno decidió concluir el debate que había iniciado a las 4, y votó velozmente la cuestión de confianza que en la mañana presentó Salvador del Solar.

La solicitud alcanzó 50 votos a favor, 31 en contra y tres abstenciones. Fuerza Popular estuvo entre las bancadas que la apoyaron. Así, el Legislativo trató de ganar por puesta de mano a Vizcarra y evitar la disolución.

¿Rechazo fáctico?

Vizcarra dejó de lado la decisión del Congreso y recordó en su discurso que el Ejecutivo, a su mando, presentó tres pedidos de confianza. El último llegó ayer y buscaba que el Parlamento corrija la elección de los miembros del Tribunal Constitucional (TC).

La noche del domingo, adelantó que disolvería el Congreso si este persistía en su intención de elegir a los magistrados. Y así lo hizo (ver pág. 6).

“Ante la denegación fáctica de la confianza, y en respeto irrestricto de la Constitución Política del Perú, he decidido disolver constitucionalmente el Congreso y llamar a elecciones de congresistas”, indicó en su mensaje.

Punto de queja

El mensaje presidencial duró exactamente diez minutos. Arrancó a la 5:33 de la tarde y leyó cinco páginas, y no solo se refirió a la disolución del Parlamento, sino esbozó razones recientes y del pasado sobre su relación con el Congreso.

En este sentido, el jefe de Estado lamentó que el Legislativo haya decidido no dar prioridad a su pedido de cuestión de confianza, también criticó que, durante la mañana, se haya pretendido evitar que el jefe del Gabinete sustente la moción ante el pleno, como sí se lo permite el artículo 129 de la Constitución.

Previamente acusó al Congreso de caer en “la desvergüenza. “La mayoría parlamentaria está absolutamente divorciada de la voluntad de los peruanos”, apuntó.

Luego cuestionó la elección de Gonzalo Ortiz de Zeballos, como magistrado del TC. “Se aprobó al primer miembro de un tribunal express en una dudosa votación, vaciando de contenido la cuestión de confianza planteada”, agregó.

Lo que viene

Vizcarra sostuvo que su decisión se sustenta en las facultades que le otorga la Constitución. En este punto, citó su intento de adelantar las elecciones, proyecto que fue archivado la semana pasada (Gestión 27.09.2019). “El Congreso respondió con un tratamiento vergonzoso que no tuvo pudor en utilizar hasta a organismos internacionales”, arremetió.

También citó al jurista Marcial Rubio y se basó en sus palabras para indicar que la disolución de un Congreso tiene como función lograr una nueva elección parlamentaria y que sea finalmente el pueblo quien defina a quién le da la razón.

El origen de todo

El reloj marcaba las 8:30 de la mañana cuando se inició la Junta de Portavoces. Allí se decidió que la cuestión de confianza se debata recién a las 4 de la tarde. El pedido del Ejecutivo es que tuviera prioridad. No la obtuvo. Tampoco tuvo suerte, el pedido de cinco bancadas para detener la elección de magistrados del TC.

En este escenario, Salvador del Solar y todo el equipo ministerial llegó a las 8:48 al hemiciclo. Doce minutos después ingresó su proyecto para cambiar la elección de magistrados del TC y para sustentar la cuestión de confianza.

El pleno continuó con su decisión y la elección de uno de los magistrados.

Sustentación y polémica

Del Solar permanecía en una sala conjunta al hemiciclo, pretendió ingresar, pero no se le permitió. Patricia Donayre (Acción Republicana) reveló, tal como se vio luego en un video, que un grupo de congresistas, entre ellos Rosa Bartra (Fuerza Popular), le bloqueaban el ingreso.

El Congreso se disponía a votar, cuando finalmente pudo pasar y sustentar su cuestión de confianza. “Se necesita transparencia en la elección de magistrados”, indicó.

En ese sentido, el primer ministro exhortó a la representación nacional permitir que la ciudadanía conozca quiénes son los candidatos y cuál es la experiencia que presenta cada uno de ellos.

“Estamos una crisis de confianza que necesita altas dosis de transparencia. No seamos apresurados. Tengamos la posibilidad que se interpongan tachas. ¿Por qué no hacerlo? ¿Por qué la prisa? Consideramos que es tanta la importancia la conformación del Tribunal Constitucional que requiere un proceso transparente”, agregó.

Rechazo y crisis

Pese al discurso de Del Solar, el pleno del Congreso nombró a Ortiz de Zevallos como magistrado. Ante ello, Pedro Olaechea lanzó un tren de tuits demandando a Vizcarra respetar la decisión.

“El otorgamiento o negación de la confianza es el resultado de una votación en el pleno del Congreso. Es un hecho objetivo, no susceptible de interpretaciones subjetivas. De interpretarse negada la cuestión de confianza, y si se llegase a disolver el Congreso bajo esta lógica absolutamente falaz, el presidente Vizcarra estaría incurriendo en una flagrante infracción constitucional”, señaló a las 12 y 45. Luego añadió que desde su cargo “defenderá” el cumplimiento de la Constitución.

Nueve horas más tarde, no solo dirigió la sesión en que se suspendió a Vizcarra, sino que anunció que el viernes 4 de octubre, Vizcarra deberá presentarse ante el Congreso para defenderse de la moción de vacancia permanente que se presentó en su contra.

Al disolver el Congreso, el Gabinete tuvo que renunciar. Vicente Zeballos asumió la presidencia del Consejo de

Manifestantes se enfrentraron a la Policía, luego de que el Congreso suspediera a Vizcarra de la Presidencia.

OtroSí Digo

Olaechea a OEA y ONU: “Martín Vizcarra viene afectado la separación de poderes”

Misivas. Antes de que el presidente Vizcarra decida disolver el Parlamento, el titular del Legislativo, Pedro Olaechea, envió una carta a la Organización de los Estados Americanos (OEA). En el escrito con fecha de 26 de setiembre, Olaechea se queja de que Vizcarra ha venido afectando la separación de poderes durante su mandato. “Confronta al Congreso de manera sistemática, creando la crisis que ahora pretende finalizar acortando el mandato legal del presidente y Parlamento”, se lee en el oficio. También señala a la OEA que la propuesta de adelantado de elecciones es contraria a lo que manda la Constitución, por lo que fue rechazado por la mayoría. Olachea además envió una carta a las Naciones Unidas con la misma queja.

Jefe del Comando Conjunto de las FFAA, César Astullido, acudió anoche a Palacio de Gobierno. Se reunió con Vizcarra

También participaron los jefes Marina, FAP y Ejército y el general de la Policía, Jose Luis Lavalle

Salvador del Solar tuvo un incidente con el Congreso, cuando intentó ingresar para sustentar la cuestión de confianza.

¿Una medida constitucional o un paso hacia la violación de la Carta Magna?

Víctor García Toma

Víctor García Toma, abogado constitucionalista, manifestó que las causales para el cierre del Congreso se encuentran detalladas en la artículo 134 de la Carta Magna si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros.

Por lo tanto, no se ajusta a la medida adoptada por el jefe de Estado Martín Vizcarra ya que el pedido de confianza formulado por el presidente del Consejo de ministros, Salvador del Solar, fue admitido y aprobada por el Parlamento y finalmente se le otorgó la confianza.

“El Mandatario no debe haber sido advertido de dicha decisión (que se otorgó la confianza al Gabinete) o en todo caso mal aconsejado y ha dispuesto la disolución del Congreso sin que existan los presupuestos del artículo 134”, expresó en diálogo con Gestión.

Añadió que el Congreso ahora bajo el Artículo 117 de la Carta Magna tiene la potestad de destituirlo, bajo la tercera causal de disolver el Parlamento al margen de las reglas establecida en Artículo 134.

“Lo que tendría que hacer el Mandatario es salir a los medios y comunicar que actuó con precipitación”, consideró el abogado.

El constitucionalista, además manifestó que es poco probable que los ministros aprueben la disolución, pues se harían responsables de la medida inconstitucional.

En torno a la elección del miembros del Tribunal Constitucional, Gonzalo Ortiz de Zevallos, García Toma señaló que esta procede.

En ese sentido señaló que el proceso se efectuó antes de la medida adoptada por el jefe de Estado.

“El mandatario no debe haber sido advertido que se otorgó la confianza al Gabinete) o en todo caso fue mal aconsejado”.

Omar Cairo Roldán

El constitucionalista Omar Cairo sostiene que la medida adoptada por el presidente Martín Vizcarra se ajusta a la Constitución y lo que ha hecho es aplicar el artículo 134 de la Carta Magna.

Indicó, en el documento que presentó el jefe del Gabinete, Salvador del Solar, se señaló que se tenía que tramitar con carácter de urgencia, acogiéndose al artículo 105 de la Constitución el Congreso.

“Es decir, que el Parlamento tenía que debatirlo tramitarlo, debatirlo y aprobarlo antes del nombramiento de los miembros del Tribunal Constitucional, sin embargo el Parlamento continuó con el procedimiento ”, expresó en diálogo con Gestión.

El constitucionalista indicó que el Congreso al continuar con el proceso de selección hizo imposible la aprobación del proyecto de ley que modifica el proceso de selección de los miembros del TC, y por lo tanto se rechazó al cuestión de confianza de manera “manifiesta”.

Cairo sostuvo que no se da a lugar que el Parlamento vaque al jefe de Estado, pues no incurre en ninguna de la causales.

Además, si quisieran tramitarlo hoy, el Congreso no podrá hacer ningún trámite, pues ya está disuelto.

Sobre la validez del proceso de selección de Gonzalo Ortiz de Zevallos, el constitucionalista manifestó sus reparos pues consideró que se tendría que esclarecer el proceso de votación, tarea que no puede asumir la comisión permanente que entra en funciones y se tendría que aguardar a que el próximo Congreso lo revise.

“El presiente Martín Vizcarra no puede sere vacado pru no a incurrido en ninguna de la causales prevista por al Constitución”.

Óscar Urviola

Oscar Urviola Hani calificó como una “decisión equivocada del presidente Martín Vizcarra por lo tanto incurrió en una situación de vacancia. “Se está dando un verdadero Golpe de Estado”, remarcó.

Dijo que se ha violentando el artículos 113 y 117 de la Constitución, por lo cual el presidente Martín Vizcarra debe ser procesado.

“Tratando de utilizar disposiciones constitucionales está dando un verdadero golpe de Estado” insistió. en diálogo con Canal N.

Explicó que el artículo 117 de la Constitución establece que el presidente puede ser procesado cuando disuelve el Congreso por razones distintas al artículo 134 y en este caso se produce esta figura debido a que no hay denegatoria de la cuestión de confianza tácitamente como lo considera el jefe de Estado

“El congreso no ha sido disuelto quien se ha puesto en una situación inconstitucional es el presidente de la República”, remarcó el constitucionalista.

Añadió que adicionalmente a la vacancia se debe realizar un proceso competencia ante el Tribunal Constitucional.

Urviola consideró que sí es posible votar la vacancia , pues tarde o temprano se debe sancionar a Vizcarra pues ha quebrantado el orden constitucional.

Sobre el alcance de las sanciones se debe aplicar a Vizcarra, Urviola indicó que cabe la destitución del jefe de Estado, pues el Parlamento está obligado a hacer cumplir el orden constitucional.

en esa línea dijo que le corresponde asumir la presidencia a Mercedes Aráoz.

“Tratando de utilizar disposiciones constitucionales el presidente Martín Vizcarra está dando un verdadero golpe de Estado”.

Pleno del Congreso llegó a elegir a uno solo de los seis magistrados del TC

Antes de que el presidente Martín Vizcarra decidiera disolver el Parlamento, el pleno eligió a uno de los seis magistrados del Tribunal Constitucional (TC).

La historia de esta elección empezó desde las 8:30 a.m. en medio de una cuestión de confianza solicitada por el Ejecutivo con carácter de urgencia.

Como se esperaba, la Junta de Portavoces decidió por mayoría que primero se realizara la elección de los magistrados para el TC.

También acordaron que el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, sustente su pedido a las 4: 00 p.m., informó la legisladora Marisa Glave, de Nuevo Perú.

Previamente, se reportaron problemas en la Oficialía Mayor, pues se opuso a recibir el proyecto del Ejecutivo para cambiar el mecanismo de elección de magistrados del TC, ya que tenía que pasar primero por la mesa de partes.

Moción de censura

Antes de iniciar la sesión del pleno a las 10:00 a.m., las bancadas de Frente Amplio, Nuevo Perú, Peruanos Por el Kambio y Bancada Liberal presentaron una moción de censura contra la presidencia del Congreso.

El pedido se debió al hecho de que la Mesa Directiva no permitió el debate de su solicitud para suspender la elección de seis magistrados del TC.

Olaechea decidió que se procediera directamente con la votación, pese a la protesta de un grupo de legisladores.

El relator del Parlamento se alistaba a anunciar a los candidatos, cuando finalmente ingresó la moción de censura.

Bajo este nuevo escenario, Olaechea, junto a sus tres vicepresidentes, debieron abandonar la dirección de la sesión para que se procediera a debatir la moción de censura, la cual fue dirigida por el legislador César Vásquez (APP).

La sesión se suspendió por unos minutos. La moción de la izquierda fue rechazada por 83 votos. También se rechazó con la misma votación la cuestión previa para que se suspendiera la elección.

La designación

Luego de que el premier Del Solar logró sustentar la cuestión de confianza (ver páginas 2 y 4), el pleno decidió seguir adelante con la elección del magistrados del TC.

El primero en ser designado fue el candidato Gonzalo Ortiz de Zevallos, propuesto por Acción Popular. En un inicio, alcanzó 88 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones.

Sin embargo, la legisladora del Frente Amplio María Foronda denunció que suplantaron su voto (ver vinculada). El presidente del Congreso, Pedro Olaechea, lo descontó y finalmente se obtuvieron 87 adhesiones.

El siguiente candidato, también de Acción Popular, Manuel Sánchez Palacios, no alcanzó los 87 votos necesarios. Solo obtuvo 73. Se abstuvieron Cambio 21 y APP. De inmediato, Olaechea suspendió la sesión del hemiciclo. “La sesión continuará y el procedimiento sigue. Mañana (hoy) se reúne la comisión del TC para seguir seleccionando”, comentó brevemente.

Se tenía previsto discutir la cuestión de confianza a las 4 p.m., y así fue. Luego de la designación de Ortiz, se reveló en redes que era primo de Pedro Olachea. En Twitter, el titular del Legislativo dijo que no fue propuesto por él ni por su bancada. “Me abstuve de votar”, subrayó.

¿Por qué se suspendió?

El congresista de Nuevo Perú Alberto Quintanilla indicó a Gestión que la votación fue suspendida por la suplantación del voto de María Foronda del Frente Amplio.

Además, manifestó que la designación fue poco transparente, ya que no se votó en el orden establecido en el acta de la Mesa Directiva.

“No sé por qué no votaron primero por Carlos Hakansson que estaba primero en la lista y eligieron de frente a Gonzalo Ortiz de Zevallos”, declaró a este diario.

Otra versión es que el fujimorismo y las bancadas afines cumplieron con modificar la correlación de fuerzas en el TC con la designación de un solo magistrado.

Precisamente, en el hábeas corpus que busca libertad de Keiko Fujimori de la prisión preventiva por el caso Odebrecht, se conoce extraoficialmente que Ernesto Blume, José Luis Sardón y Augusto Ferrero fallarían a favor del recurso. En cambio, Marianella Ledesma y Eloy Espinosa-Saldaña estarían en contra de liberar a la excandidata. Aún no se conoce la decisión que tomaría Carlos Ramos.

Con la elección de Ortiz de Zevallos, quien debería dejar el cargo es Espinosa.

El presidente Pedro Olaechea admitió que el magistrado elegido es su primo, pero indicó que no lo propuso y que se abstuvo de votar por él en el pleno.

María Foronda denuncia que la suplantaron en votación

En medio de la votación por el nuevo miembro del Tribunal Constitucional (TC) surgió un hecho que sorprendió a la bancada del Frente Amplio, pues la congresista María Elena Foronda supuestamente habría votado a favor, mientras estaba protestando en la parte baja del hemiciclo. Ante ello, la congresista denunció el hecho, por la suplantación, llamando “fraude” a la elección del nuevo magistrado. Tras lo ocurrido, la congresista Marisa Glave comentó que presentarán una denuncia ante la Fiscalía. A la vez mencionó que la elección no sería efectiva dado que no se ha completado el número de votos. En el proceso de elección en efecto la votación en la pantalla del Congreso se hizo con 87 votos a favor, al que se sumó el voto de la legisladora fujimorista Yeni Vilcatoma, completando 88 votos para la elección de Gonzalo Ortiz de Zevallos.

De esta manera, el presidente del Congreso, Pedro Olaechea señaló, a través de su cuenta de Twitter, que no se contó el voto de la legisladora de la bancada del Frente Amplio, sino el de Yeni Vilcatoma. “El voto 87 fue de Vilcatoma”, anotó.

Asimismo, dispuso que se revisen las cámaras de seguridad y de la prensa para determinar quién marcó por la congresista María Elena Foronda.

En Corto

Admiten demanda en el Poder Judicial

Decisiones. El Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Lima admitió a trámite la demanda de amparo interpuesta por el Instituto de Defensa Legal (IDL) para suspender el proceso de convocatoria a elecciones de magistrados del Tribunal Constitucional. El abogado del IDL Carlos Rivera calificó de positiva la resolución. “Es probable que el juzgado tome una decisión sobre la medida cautelar en las siguientes horas”, anotó.

 

GESTIÓN

Previous Ciudadanía expresa su total apoyo en las calles
Next CONTINÚAN LAS COORDINACIONES PARA LA LLEGADA DEL GAS NATURAL A PUNO