“PIDEN PARALIZAR Y COMO NO SE SUSPENDIÓ VILAVILANI” HOY POBLADORES INCENDIARON LAS INSTALACIONES DEL CAMPAMENTO


Los manifestantes exigieron paralizar las obras de construcción del canal Vilachaullani. Se oponen férreamente al proyecto hídrico pues consideran que beneficiará la actividad minera.

Las instalaciones del proyecto Vilavilani fueron escenario de una serie de disturbios en pleno estado de emergencia por la COVID-19. Al menos, un centenar de pobladores aimaras incendiaron un sector de los campamentos, a modo de expresar su rotundo rechazo al proyecto hídrico.

Cerca del mediodía de este lunes, se movilizaron al sector de Villachaullani, el cual se encuentra en el límite entre las provincias puneñas de El Collao – Ilave, con la provincia de tacneña de Tarata.

Prendieron fuego al campamento y exigieron paralizar de inmediato la construcción del canal Vilachaullani. Estos trabajos se dan en el marco de proyecto de Vilavilani, el cual contempla el trasvase de aguas desde Puno hacia Tacna, para el consumo humano y favorecer la agricultura.

Los pobladores aimaras desconfían del proyecto y consideran que el agua se usará para favorecer la actividad minera en la zona. El rechazo se da tanto en las poblaciones aimaras de Puno y Tacna, al punto que han pedido a sus pares de Bolivia sumarse a sus protestas.

Trascendió que el ataque se habría dado en respuesta a la amenaza de represión por parte de la seguridad del campamento. De igual forma se presume que se habría desatado porque aún no se ejecuta la suspensión del proyecto Vilavilani, como lo había anunciado hace 45 días el ministro de Agricultura, Jorge Montenegro.

Un sector de los manifestantes se mostró descontento con la actuación del Gobierno central por no atender sus quejas. Uno de ellos se mostró indignado y aseguró que, por inacción de las autoridades, los pobladores aimaras de Puno y Tacna se están exponiendo en plena emergencia por el coronavirus.  

 

El lunes 13 de Julio de este año, llego el ministro de Agricultura al distrito de Conduriri, a raíz del problema que estaría generando el Proyecto en ejecución VILAVILANI II, al captar y canalizar aguas altoandinas que afectan el ecosistema de los distritos limítrofes de Capaso (Puno) y Tarata (Tacna).

En esta reunión donde estuvieron los congresistas, el Gobernador Regional, el Alcalde provincial y los alcaldes distritales de Capaso y Tarata, el Ministro de Agricultura Jorge Montenegro Chavesta se comprometió a suspender por 45 los trabajos del Proyecto VILAVILANI II, hecho que fue bien recibido por la población y sus autoridades.

Ha transcurrido 21 días desde ese entonces y hasta la hoy la Obra venia ejecutándose con total normalidad, hecho que enfureció a la población afectada, hasta llegar a los lamentables sucesos registrados el día de hoy.

Responsabilizamos de estos hechos al Ministro mentiroso y farzante que engaño otra vez al pueblo, esperemos que el Gobernador Regional lo declare persona no grata en la región Puno y nuestros congresistas pidan su cambio inmediato. (la república)

 

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, montaña, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, exterior y naturaleza

Previous JULIACA: CAE CHOFER FALSIFICADOR Y RECUPERAN UN VEHÍCULO
Next SPORTING CRISTAL SEPARÓ A RAY SANDOVAL DE FORMA DEFINITIVA TRAS SER DETENIDO EN ESTADO DE EBRIEDAD