PUNO: EMPRESARIOS CHINOS SE ESCONDEN DE PROTESTA DONDE LES EXIGEN CUMPLIMIENTO DE PAGOS


Deben responder. Consorcio Vial Sur Perú subcontrató a empresas nacionales que se fueron de Puno sin pagar por servicios y bienes.

Las protestas se hacen cada vez más constantes contra el Consorcio Vial Sur Perú, contratado por Provias Nacional para construir carreteras en Azángaro y Lampa. Manifestantes esperan que la firma les pague por servicios que brindaron a empresas que el consorcio subcontrató.

La empresa integrada por Railway Tunnel Group y Constructora & Contratistas Generales Philadelfia SAC subcontrató las obras en las carreteras y se fueron de Puno dejando a decenas de pequeños empresarios de bienes y servicios sin pagos por distintos montos.

Según Consorcio Vial Sur Perú, no hay ningún representante chino en Puno que pueda dar la cara. Sin embargo, fueron descubiertos detrás de las oficinas de atención dentro de las instalaciones de la empresa ubicada en el jirón Ramón Buscaglia nº 235, escenario de las protestas, en la ciudad de Juliaca.

Consorcio Vial Sur Perú encargó los trabajos de la ruta Azángaro-Arapa a la empresa Yamile Servicios Comercio y Representaciones, representada por Yadine Yamile Alata Supo. La firma desapareció sin pagar. Los afectados, a quienes les adeudan más de medio millón de soles, protestaron el jueves 16 y viernes 17 de setiembre, y el consorcio se comprometió a encontrar solución en reunión este martes 21 de setiembre.

Este lunes 20 setiembre, protestaron otros afectados. Quienes trabajaron en la ruta Lampa–Vila Vila; también exigieron los pagos de sus servicios de varios meses. Este tramo el Consorcio Vial se lo encargó a Dhami Contratistas Generales S.A.C., que tiene como gerente general a Ladislao David Quispe Cabezudo. Él operó con su hermano Víctor Quispe Cabezudo, y el cuñado de este, Ricardo Roberto Su Cavero, junto a Luis Enrique Córdova Su.

Dhami Contratistas Generales S.A.C se fue de Puno sin pagar a nadie del rubro de maquinaria pesada desde el año pasado. Las deudas ascienden a casi medio millón de soles.

Javier Carrizales Zambrano, uno de los agraviados, junto con otros, reclamó por la falta de pagos, pero recibieron como respuesta que ningún representante chino estaba presente para poder dar la cara.

Sin embargo, La República conoció que los presentantes de la empresa asiática estaban en el interior y sólo enviaron a sus trabajadores peruanos para que den la cara. Detrás de la puerta monitoreaban los reclamos. Los agraviados de distintos tramos anunciaron nuevas protestas los siguientes días.

Nivardo Enríquez, jefe del módulo Defensorial de Juliaca, señaló que su sector ya intervino y del caso ya tiene conocimiento Provias Nacional, entidad que tendría que actuar en el menor tiempo posible porque es la que tiene contrato directo con el consorcio chino.

El abogado Seidman Thomas Ancco dijo que el Consorcio Vial Sur Perú no podría desentenderse del caso porque son beneficiarios de la obra, ya generaron antecedentes de pagar a otros afectados con las retenciones establecidas en el contrato, y las empresas trabajaron directamente como si fuesen obreros del Consorcio Vial, según las fichas de trabajo diario.  (la republica)

Previous ILAVE : CONGRESISTA JORGE FLORES ANCACHI VOLVIÓ A SU COLEGIO Y SE REUNIÓ CON LA DIRECTORA DEL COLEGIO EMBLEMÁTICO JCM
Next MÁS DE 400 HECTÁREAS DE QUINUA PROYECTAN SEMBRAR EN LA REGIÓN DE PUNO